Honest Raw organic chocolate. South Africa

Shop-honest-chocolate

En Ciudad del Cabo en Sudáfrica hay una chocolatería que trabaja con cacao del Ecuador. Su nombre atrae como primera impresión y la presentación de los productos es hermosa. Vale la pena visitar su página: http://www.honestchocolate.co.za/

Bonbon-boxes Home-bars

 

Alimentos sólidos para bebés? cuándo?

Compota de ciruela

I am 100% organic

La leche materna es el único alimento que todos los bebés necesitan durante sus primeros meses de vida, además, es el que más nutrientes contiene. Si por alguna razón tuviste dificultades para amamantar y decidiste darle leche de fórmula, aplica el mismo compás de espera.

Muchas madres se apresuran a darle cereal a sus pequeñitos cuando ni siquiera han cumplido los 4 meses. Esto es un error, pues su sistema digestivo aún no ha madurado y a esa edad no pueden sentarse por sí mismos o sostener su cabeza, algo necesario para poder tragar sus primeros sólidos.

La mayoría de los pediatras recomiendan empezar a dar sólidos entre los 4 y los 6 meses. Las investigaciones al respecto han demostrado que generalmente se recomienda empezar con alimentos distintos a la leche materna o la fórmula a partir de los 6 meses de edad. Lo importante es que estés alerta a las señales que te da tu bebé. ¿Puede sentarse? ¿Puede sostener su cabeza? ¿ Demuestra interés en lo que tú estás comiendo? Entonces puedes consultar con tu médico sobre los alimentos que puedes empezar a darle paulatinamente. Recuerda que estos alimentos no sustituyen a la leche materna o a la fórmula, sino que la complementan.

Una vez que tu médico te ha dado luz verde puedes introducir sólidos en su dieta:

  • Ofrécele cereal para bebé mezclando 1 cucharada de cereal fortificado con 4 o 5 cucharadas de leche materna o de fórmula. Puedes empezar con cereal de arroz o avena. No le des esto en un biberón o tetero, sino cuando tu bebé esté sentado(a) y con una pequeña cuchara. Puedes darle una vez al día y seguir con el horario habitual de alimentación con leche materna o de fórmula.
  • Una vez que tu bebé haya probado el cereal y se haya familiarizado con él, puedes darle gradualmente puré de frutas y vegetales. Ofrécele una a la vez y espera dos o tres días para ofrecerle un alimento nuevo, como carne en papilla. La razón para esperar entre un alimento nuevo y otro es que si ocurre alguna reacción como diarrea, brote en la piel o vómito, puedes identificar fácilmente cuál fue el alimento que la causó y consultar con tu médico.
  • Cuando tu bebé tenga entre los 9 y los 10 meses ya puede comer más. Quizá incluso algunas de las cosas que comes tú en muy pequeñas porciones: pasta, pedacitos de fruta suaves, queso, pollo o carne picada en pedazos muy pequeños, etc. Para cuando ya cumpla un año de edad, puedes darle lo mismo que tú comes pero en puré o partido en pedazos muy pequeñitos para evitar que se le atore. Recuerda que aunque ya tenga alguna práctica con los sólidos, aún está aprendiendo y puede se le puede atorar fácilmente. NO le des alimentos duros como maní (el cual también puede ser alérgeno) o uvas que pueden ocasionar algún incidente. Siempre es mejor prevenir, así que no dudes en darle pedacitos pequeños para que los pueda dominar y masticar bien con sus pocos dientes.

Anota esta lista de precauciones para evitar accidentes con la comida:

  • No le des a tu bebé caramelos, comidas resbalosas como las uvas y las salchichas
  • No le des comida seca que es difícil de masticar como zanahorias crudas, nueces y palomitas de maíz (rosetas, pochoclo o popcorn, como le llaman en inglés).
  • No le des pedazos grandes de carne o de pollo ni comidas pegajosas como la mantequilla de maní o crema de cacahuate (que además se debe evitar antes de un año).

No le ofrezcas a tu bebé leche de vaca, cítricos, ni miel antes de que cumpla un año. La leche de vaca no contiene los nutrientes necesarios para un bebé y en cambio puede producirle deficiencia de hierro y anemia. En cuanto a los cítricos, puede desarrollarse alergia en forma de brote en el área del pañal  y la miel contiene esporas que pueden causarle una enfermedad grave llamada botulismo.

Recuerda que introducir sólidos es un proceso lento que debe respetar el desarrollo de tu bebé. Si tienes dudas consulta a tu pediatra.

¡No corras antes de caminar! El mismo principio se aplica para la alimentación de tu bebé.

 

Fuente: http://www.vidaysalud.com/daily/bebes/alimentos-solidos-espera-a-que-tu-bebe-este-listo-lista/

Los 10 mejores alimentos para los bebés

Comiendo guayaba. 1 año y 3 meses

Existen muchos alimentos saludables para los bebés, pero algunos se destacan del resto. Los siguientes diez héroes culinarios están cargados de nutrientes esenciales, son económicos, fáciles de preparar y deliciosos. Además, éste es el mejor momento para presentárselos a los niños, ya que las opiniones y los paladares de los bebés están abiertos a las opciones, cosa que pudiera estar más restringida en niños más grandes.
Tras introducir cualquier alimento nuevo en la dieta de los infantes es necesario esperar tres días antes de continuar, de manera de identificar cualquier reacción alérgica. Si su bebé recién ha comenzado a ingerir alimentos sólidos, es una buena idea el licuar estos alimentos o volverlos puré en la medida en que sea necesario.

Calabacín
El calabacín es una excelente fuente de vitaminas A y C, es de naturaleza dulce y tiene una textura cremosa y apetecible.
Ideas para s preparación: Haga láminas de calabacín, rocíe con un poco de aceite de oliva y sal. Coloque en la plancha hasta obtener un tono dorado suave. Puede acompañar con queso rallado
La pediatra Susanna Block, dueña de World Baby Foods sugiere: “El calabacín cocido con un poco de cilantro, (…) y garbanzos también es otra gran combinación”.

Lentejas
Llenas de proteína y fibra, las lentejas son un poderoso paquete nutricional. También son unos de los alimentos saludables más económicos que puedan comprar.
Ideas para su preparación: combine lentejas cocidas con vegetales mixtos, arroz y condimentos de su elección. “Pruebe la albahaca y el orégano”, sugiere la nutricionista Karin Hosenfeld de North Dallas Nutrition. “o incluya una hoja de laurel, que funciona bastante bien con las lentejas” (eso sí, retire la hoja de laurel antes de servir).
Vegetales de hojas color verde oscuro
Los vegetales de hoja contienen grandes cantidades de hierro y ácido fólico. Aunque las espinacas son las más conocidas de este grupo, hay muchas otras variedades de vegetales de hoja, incluyendo las coles rizadas, acelgas, mostaza, hojas de brócoli entre otras.
Ideas para su preparación: cocine al vapor y haga puré un grupo de estos vegetales; posteriormente, mézclelos con cereal fortificado con hierro para darle a su bebé una porción doble de éste mineral. Experimente con las proporciones para ver qué le gusta a su bebé. Hosenfeld sugiere comenzar con dos partes de vegetales y una de cereales.

Brócoli
Rebosante en ácido fólico, fibra y calcio, el brócoli también es conocido por sus propiedades anticancerosas, dice el nutricionista Kate Geagan, autor de Go Green, Get Lean. Y gracias a sus compuestos de azufre tiene un sabor único que puede ayudar a expandir el paladar de su bebé.
Ideas para su preparación: cocine al vapor trozos de brócoli hasta que ablande y luego enfríelo. “Cocinar al vapor le quita lo amargo al brócoli”, indica Hosenfeld. “Y el brócoli frío es, en ocasiones, mejor aceptado por los bebés. También puede ayudar con el proceso de dentición”. Ideal para comerlo con salsas a base de tomates o salteado con un poco de cebolla y ajo. Se podría rociar con semillas de ajonjolí tostado.

Arándanos azules
El azul profundo y brillante de estas bayas proviene de flavonoides llamados antocianina, los cuales son buenos para los ojos de su bebé, así como su cerebro e incluso el tracto urinario, según Stephen Gass, co-autor de Mix and Mash: Adventures in the Kitchen for Baby and You.
Ideas para su preparación: en Venezuela, los arándanos se pueden conseguir en la forma de pasas, en tiendas especializadas, ideal para preparar compotas o combinar con otras papillas de frutas neutras como la manzana.

Aguacates
“Los aguacates son una rica fuente de grasas no saturadas”, según la nutricionista Leanne Cooper, autora de What Do I Feed My Baby: a Step-by-Step Guide to Solids. “De hecho, la composición grasa del aguacate es similar a la de la leche materna. No se preocupe por este tipo de grasa, pues “las grasas no saturadas es el tipo bueno de grasa, y los bebés la necesitan para el desarrollo de su cerebro”, indica el pediatra Ari Brown, co-autor de Baby 411: Clear Answers and Smart Advice for Your Baby’s First Year.
Ideas para su preparación: intente combinar puré de aguacate con otros alimentos, como el queso crema, las manzanas ó pescado según Cooper. Y para la hora del recreo, deje las chucherías de lado y prefiera al aguacate. “Los aguacates pueden viajar en su bolso a temperatura ambiente, y los puede ofrecer en rodajas o untados en tostadas”. Se puede preparar una crema de aguacate si se sofríe cebolla y un poco de ajo fresco. Se deja enfriar y se incorpora el aguacate con un poco de caldo de carne o pollo.

Carne
La mayoría de nosotros no ve a la carne como una comida de bebé típica, pero es uno de los favoritos de Brown. “La carne es una gran fuente de zinc y hierro”, indica.
 Ideas para su preparación: prepare un guiso. “El guiso es la comida de bebé ideal; es fácil de hacer, es fácil de masticar y es infinita en su variedad”, asegura Matthew Amster-Burton, autor de Hungry Monkey: A Food Loving Father’s Quest to Raise an Adventurous Eater. Experimente añadiendo distintos vegetales y condimentos, tales como el ajo, romero, orégano y perejil. Y a mejor parte es que las carnes duras, económicas son las que funcionan mejor, según indica Amster-Burton, cuya familia cena con guisado de manera casi semanal. Sólo asegúrese de cocinar el guiso por bastante tiempo para que la carne se torne suave y exquisita. Cuando su hijo crezca considere un opción preparar la carne mechada frita, lo que comúnmente conocemos en Venezuela como patas de grillo.

Ciruela pasa
Las ciruelas pasas contienen montones de fibra y pueden ayudar a aliviar la constipación; lo cual puede ocurrir, acota Brown, una vez que introduzca los sólidos en la dieta de su bebé. Es ideal para aquellos niños que sufren de estreñimiento.
Ideas para su preparación: realice un puré con las ciruelas pasas y sírvalas así o en combinación con otros alimentos, como el cereal o la salsa de manzana, para un postre natural. Si su bebé está muy constipado, Brown aconseja añadir una cucharadita o dos de jugo de ciruela a la fórmula o al biberón.
Garbanzos
De la misma manera que las lentejas y otros granos, los garbanzos son ricos en proteína y fibra, según indica Geagan. Los garbanzos también son económicos y versátiles.
Ideas para su preparación: pruebe el hummus, realizando un puré de los garbanzos cocidos con ajo, limón, aceite de oliva y tahini. Saltee o rostice los garbanzos. “Tengo una hija de 19 meses que ama los garbanzos salteados con condimentos varios,” afirma la madre Christina DeLuca. Otra opción es preparar una ensalada con garbanzos cocidos, trozos de toamate, cilantro, hierbabuena, cebolla y un aderezo ligero.
Mandarinas. Altas en vitamina C y antioxidantes.“Los bebés realmente aman el sabor”, según indica Hosenfeld.

Recomiendo para tomar cualquier decisión al incorporar alimentos a sus hijos consultar antes con su pediatra, muchos indican no dar cítricos, ni pescados o mariscos antes de los 2 años. En mi caso nunca se abstuvieron de sumar éstos alimentos a la dieta diaria, y mi hijo los ha consumido todos desde el 1er año de edad.
Fuente: http://www.babycenter.com/0_the-ten-best-foods-for-babies_10320505.bc?page=2

¿Cómo saber si el zumo de naranja es dulce?

Foto tomada en el Mercado Central de Valencia, España.

Foto tomada en el Mercado Central de Valencia, España.

En los últimos años es habitual encontrar  jugos y zumos de frutas naturales ya listos para consumir en los anaqueles de los supermercados. Entre las ofertas disponibles, conseguimos zumo de naranja criolla y de otras variedades.¿Cómo elegir el mejor zumo?. ¿A qué se debe que un zumo de naranja sea dulce o no?. La cantidad de azúcar de una naranja atiende a su variedad y al grado de madurez. El color de la concha de la naranja no siempre es indicativo de su sabor, pues la naranja es atípica en el sentido de que el color de su cáscara no es representativo (en el trópico) del estado de madurez de la fruta. Sin embargo el color de la pulpa y el jugo si lo es.

¿Cómo elegir el mejor producto del anaquel?, al encontrarnos frente a una nevera que disponga botellas de jugo de naranja natural, debemos de elegir aquella que tenga el color más cálido, pues es un buen indicador de su estado.  De la misma manera en que una naranja madura tiene una pulpa de color anaranjado en su interior, el jugo de naranja dulce tiene una tonalidad de amarillo anaranjado, mientras que el jugo de naranja ácido tiene una tonalidad de amarillo “pollito” o brillante.

¿Qué le otorga el color a la pulpa de la naranja?. Los carotenos propios de la fruta madura.

¿Qué es el caroteno?. Caroteno o beta caroteno fue descubierto por Paul Karrer en 1930, lo que le valió el Premio Nobel de Química. El beta caroteno es la primera vitamina o pro-vitamina identificada. Su ingesta con moderación de productos ricos en beta caroteno (tomates, naranjas, zanahorias…) garantiza la obtención de Vitamina A, la que colabora a: reducir ataques cardíacos, es antioxidante, aumenta la eficiencia del sistema inmunitario, entre otras.

Usos de caroteno y derivados como colorante: mantequilla, queso, margarina, mazapán y grano para gallinas ponedoras.

NaranjasLuego de conocer cómo elegir el jugo de naranja en el anaquel les dejo un consejo de cocinero:

¿Qué podemos hacer con la cáscara?. La cáscara de los cítricos contiene glándulas de aceite aromático. El albedo blanco y esponjoso que hay debajo de la cáscara es rico en peptinas, por lo que es ideal para gelificar una mermelada.

Importante: la cáscara debe ser pasada por agua caliente (rápido) o fría (lento) para eliminar los compuestos amargos. Los aceites insolubles en agua se mantienen en su concha, por lo que su sabor permanecerá.

Referencias:

http://www.inta.cl/latinfoods/TEXTO%20FINAL%20COMPLETO%20CON%20TAPAS%20.pdf

McGee, Harold. La cocina y los alimentos. Random House Mondadori, 2007.

Hillman, Howard. Secretos y trucos de la buena cocina. Martinez Roca, 1993

Elmadfa, Muskat y Fritzssche. Guía de los aditivos, colorantes y conservantes. Manuales integral, 1999.

Ponquesitos de Chocolate con corazón fundido

Una de las mejores experiencias de ser mamá es poder cocinar con Rafa, ver como disfruta el cambio en las texturas de los ingredientes, los sabores “crudos” – “cocinados” y el producto final valen el tiempo de preparación de una receta.

Deseo que muchas madres cocinen con sus hijos, los beneficios son infinitos, pero la primordial es que su relación se fortalece y les brindamos seguridad.

Rinde 36 mini ó 24 medianos

Ingredientes

100 grs + 8 cuadritos de chocoloate (el de su preferencia, a mi hijo le encanta el oscuro)

3 huevos

1/4 tza de harina (todo uso)

50 grs de margarina

3/4 tza de azúcar

1 cdta de polvo de hornear

1 pizca de sal

Preparación:

1. Precalentar el horno a 350°F

2. Preparar las bandejas con los capacillos (donde se colocará la mezcla)

3. Derretir el chocolate y la margarina en baño de maría (sin que el agua toque el envase, solo con vapor)

4. Mezclar con un batidor la harina, azúcar, huevos  y polvo de hornear.

5. Incorporar a la mezcla el chocolate.

6. Llenar los capacillos hasta la mitad, máximo 3/4 partes (IMPORTANTE: la misma cantidad para todos) e introducir los cuadritos de chocolate en la mitad

7. Hornear de 10 a 15 minutos ó hasta que al introducir un probador éste salga seco.

8. Dejar enfriar un poco. Se deben comer tibios

Las almendras

El consumo de almendras brinda muchos beneficios para la salud.

  • Son ricas en magnesio que es importante para fortalecer la función suprarrenal , además ayuda en el metabolismo de los ácidos escenciales.
  • Regula la tensión nerviosa, la ansiedad, irritabilidad e insomnio.
  • Reduce el riesgo a padecer problemas cardiovasculares debido a que disminuye la oxidación del LDL (colesterol malo), reduce el LDL y triglicéridos.
  • Por su bajo contenido en azucares se recomienda para diabéticos.
  • Es uno de los frutos secos con mayor aporte de vitamina E y que ejerce un valioso papel antioxidante. 50 g diarios de almendras crudas cubren las necesidades diarias de esta vitamina.
  • Posee una cantidad notable de fibra soluble (10%). Es ideal para estimular los
    movimientos intestinales y para conferir sensación de saciedad.
  • Rica en proteínas (19 g/100 g), cantidad similar a la de la carne. Por ello en las dietas vegetarianas las almendras y los frutos secos en general tienen una gran importancia.
  • Es una de las pocas fuentes de proteínas vegetales que contiene arginina, un aminoácido esencial para los niños.
  • Las almendras tienen un 52% de grasas. De ellas dos terceras partes corresponden a ácido oleico. Esto quiere decir que tomar almendras es muy parecido a tomar aceite de oliva desde el punto de vista cardiovascular.

Dosis recomendada

25 g al día (20 unidades), en especial para niños, por su riqueza en calcio y proteínas; a vegetarianos, por su aporte en hierro y proteínas; y a personas con: hipercolesterolemia, osteoporosis, déficit de peso, diabetes e intolerancia a la lasctosa.

Composición nutricional (100 grs)

Contenido calórico (kcal)
576.0
Proteínas (g)

19.0

Carbohidratos (g)

4.8

Fibra (g)

15.0

Contenido graso total (g)

53.5

Ácidos grasos saturados (g)

4.2

insaturados monoinsaturados (g)

36.6

poliinsaturados (g)

10.0

Colesterol (mg)

0

Vitamina E (mg)*

26.18

Calcio (mg)*
248.0
Fitoesteroles (mg)*
120.0

Leche de almendras

Paso 1. Dejar en remojo de 6 a 8 horas las almendras sin piel. 2 1/2 de agua x 1 taza de almendras.

Nota: si tienen piel blanquear. Llevar al fuego en una olla con agua que las cubra por unos minutos o hasta que la piel se salga con facilidad. Retirar del fuego, escurrir y llevar a un paño seco. Frotar entre ellas (dentro del paño) para que salga la piel.

Paso 2. Licuar hasta obtener una textura homogénea y tersa.

Paso 3. Tamizar por un paño tupido o cuela en un chino. Refrigerar máximo por 7 días.

Paso 4. Endulzar y saborizar: canela, cardamomo, clavos, vainilla, guayabita, miel, cacao en polvo.

Paso 5. Sólidos. Hacer dip o utilizar para mezclas de galletas, cupcake, panes o bases de pie.

Fuentes:

McKeith, Gillian. Eres lo que comes. Editorial Planeta. 2011.

http://www.alimentariaonline.com; http://www.cuerpomente.es; http://www.fao.org.; @chefverde